viernes, 23 de mayo de 2014

Cambiar las cerraduras de un piso de alquiler

La empresa de cerrajería de mi barrio se ubica en un local céntrico que sorprende a los que allí entran por su original decoración. Al dueño lo conozco desde hace 30 años y de hecho, íbamos juntos al Colegio y estábamos en la misma clase. La decoración que esperas encontrarte en una empresa de cerrajeros es, o cero decoración, o decoración cero coma cinco.

Sin embargo allí verás las paredes decoradas de forma muy original con piezas sacadas de cerraduras rotas, que forman figuras de lo más variopintas. Hay un skyline de Nueva York, un tucán con el pico naranja, la cara de una niña con gafas de sol, perros, tortugas, atunes, y hasta un camión de bomberos con sus luces giratorias y todo. Sólo mirando las paredes del local, ya echas allí un entretenido y largo rato. Aunque por desgracia, yo hoy no estaba para disfrutar de la decoración.

Tuve que acudir a los cerrajeros -el mes pasado igual- porque otro inquilino del piso que alquilo en el paseo marítimo, no me pagó y dejó la vivienda sin ni siquiera avisarme. Cuando entré a la casa, me encontré con un triste panorama de suciedad, muebles rotos, electrodomésticos desaparecidos y hasta manchas en las paredes, que estaban recién pintadas.

Lo que más me preocupaba es que no me había devuelto las llaves, así que preferí acudir a los cerrajeros de Zaragoza para que me cambiaran la cerradura, porque sólo hacía falta que el inquilino volviera y acabara de destrozar y saquear el piso. Sólo de electrodomésticos, se llevó una lavadora, una secadora -ambas nuevas- la tostadora y el secador del pelo, y no me quitó el termo eléctrico porque estaba anclado a la pared..., que si no también.

En lo que a los muebles se refiere, se dedicó a destrozar el sofá y a echar pintura sobre la mesa del salón. No entiendo las ganas de la gente de hacer daño porque sí. No sólo no me paga el alquiler, sino que encima me deja el inmueble en semejante estado. Cada día me resulta más difícil alquilar el piso y ya no me fío de nadie. Creo que por ahora lo voy a dejar cerrado unos meses. Al menos descanso de inquilinos, porque para estar así, prefiero no firmar contratos con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario